miércoles, 27 de abril de 2016

En 1977 una enfermera cuidó a esta bebé quemada y 38 años después sucedió esto.

Por un descuido de sus padres cayó de cabeza sobre una estufa que le causó graves quemaduras de tercer grado. Amanda Scarpinati tenía sólo 3 meses cuando sufrió un grave accidente y que da origen a esta historia.

En 1977 estuvo hospitalizada en el “Centro Médico Albany” de Nueva York, donde le hicieron varias operaciones y le vendaron la cabeza.

Durante el tiempo que estuvo ahí le hicieron varias fotos y siempre aparecía la misma chica cuidándola.
“Me acostumbré a mirar a mi ángel. Aparecía en muchísimas fotos y siempre me trataba con verdadero amor y cariño. De mayor me preguntaba que sería de ella.”, cuenta Amanda.

Hace un tiempo, Amanda decidió compartir las fotos que le sacaron en el hospital a través de Facebook, para que pudieran viralizar y así encontrar a su cuidadora. Amanda estuvo casi 20 años buscándola.

Por suerte, otra enfermera del centro que trabajaba con su cuidadora vio la foto y decidió ponerlas en contacto. La mujer de las fotos se llama Susan Berger y así luce hoy.

Berger tenía sólo 21 años y todavía se acordaba de Amanda. Incluso tenía una foto suya en su casa.


“La niña era adorable y siempre se portaba bien. No lloraba y dormía plácidamente. Desde que se fue del centro no ha habido ni un día en que no pensara en ella”, cuenta Susan.
Y después de 38 años se volvieron a ver.
La emoción las embargó completamente y así lo demuestran también en este video.





Reacciones: