jueves, 26 de octubre de 2017

Jóvenes ciegos concientizan sobre el uso del bastón blanco

En los colectivos, explicaron la importancia de ese elemento.

Adriana Vacaflor es pequeñita, pero gigante. Ciega, pero visionaria. Ella es vocal en la Asociación de Ciegos Orientar y junto al presidente, Félix Guitián, comenzaron a desarrollar una serie de acciones para concientizar a las personas con discapacidad visual sobre la importancia del uso del bastón blanco.
Es algo que no se ve, o al menos no tenemos conciencia.
"Cuando nosotros subimos a un colectivo nadie sabe cómo tratarnos. No saben el procedimiento que tienen que hacer para ayudarnos a tomar un asiento, por ejemplo", dijo Adriana. Por eso, salieron días atrás a la avenida San Martín, estuvieron en las paradas del Corredor 8, para subir a las unidades y dar pequeñas explicaciones sobre cómo proceder y qué es lo que no hay que hacer en caso de ver un bastón blanco.
El bastón blanco es la herramienta que utilizan las personas ciegas para desplazarse de manera autónoma en calles, transportes públicos y lugares cubiertos de gran dimensión.
Permite percibir objetos que se encuentran al ras del suelo, para evitar golpes y accidentes, al tiempo que facilita la orientación espacial, pues posibilita detectar las esquinas y caminar en línea recta.
Esa teoría fue expuesta y los pasajeros fueron sorprendidos porque la gran mayoría desconocía toda esta información. "Estos son momentos entre amigos, con quienes salimos a visibilizar nuestra realidad. Exhortamos a los familiares de personas ciegas a la utilización del bastón blanco como una herramienta de autonomía. Los papás muchas veces sobreprotegen a sus niños ciegos, lo mismo los familiares de las personas que van perdiendo la visión. Cada uno tiene el derecho a la libertad, la autonomía y, en el caso de los niños, tienen el derecho a hacer su propia vida. Todo eso brinda el bastón blanco y eso es lo que venimos a decirle a la sociedad toda", dijo Primitiva Guanca, más conocida como Pelusa.
La idea es generar conciencia sobre el tratamiento social hacia las personas ciegas. Lo que se desconoce siempre genera temor y la gente tiene miedo de acercarse a un ciego y decirle "te ayudo a cruzar la calle?".
Lo que hay que saber
Lo importante es saber qué necesita una persona con discapacidad visual para poder trasladarse tranquilo en el espacio público. Ofrecer el brazo sin empujar para cruzar una calle, ubicar su mano en barandas para subir escaleras o en el pasamano de los colectivos, decirles qué corredor quieren abordar, orientar a las personas ciegas con términos como derecha, izquierda, arriba o abajo; o indicar el valor de los billetes son algunas de las actitudes que se deben implementar ante un no vidente.
En Argentina, los datos oficiales respecto de la discapacidad detallados en el último censo a nivel nacional de 2010 arrojaron que en el país viven más de 5 millones de personas con dificultad o limitación permanente, lo cual es equivalente al 12,9 por ciento del total de la población.
La entidad
En Salta, son al menos 60 los socios de Ciegos Orientar que necesitan una mano de los vecinos y de las autoridades municipales para favorecer su autonomía. Esto, por la gran cantidad de motocicletas y bicicletas estacionadas en las veredas, por los carteles que sigue estorbando el paso y por la gran cantidad de veredas rotas.
Reuniones
La Asociación se reúne todos los viernes, de 17.30 a 19, en el Complejo de Bibliotecas Salta, sala Braille. Hay dos teléfonos para comunicarse. El de Félix Guitián: 0387 4342929 y el de Adriana Vacaflor: 0387 5219534.
Las reuniones son libres, abiertas y gratuitas. En las mismas se lee y si hay algún voluntario se escuchan lecturas. No hay espacio para realizar más actividades.
En ese sentido, dijeron que están luchando por tener un espacio propio. Lo necesitan para realizar otro tipo de actividades más sociales como cumpleaños o fiestas.
"Nosotros también somos personas, y nos gusta bailar las chacareras o los tangos, por eso le pedimos al Gobierno que nos brinde ese espacio", concluyó Pelusa.
Un invento argentino
Cuentan los ciegos salteños que el bastón blanco es otro de los inventos argentinos. Según historiadores y datos recolectados de los familiares cercanos de José Mario Fallótico, político e inventor santafesino, la peculiar idea surgió un 22 de junio de 1931, cuando estaba en Buenos Aires. 
Fallótico se encontraba en la esquina de Rivadavia y Medrano cuando visualizó a un peatón desconcertado al tratar de cruzar la calle, en una de las zonas porteñas más caóticas. Luego de un rato se dio cuenta de que se trataba de una persona no vidente. Tras ayudarlo a cruzar comenzó a pensar alguna solución para identificar a los ciegos y así fue que salió está idea del bastón blanco.
Por supuesto que Fallótico nunca patentó su invento, sino que fueron los estadounidenses quienes se adueñaron de la novedad, cuando George Benham, presidente del Club de Leones de Illinois, propuso para uso de los discapacitados visuales un bastón blanco con extremo inferior rojo, a fin de que se les otorgue prioridad de paso. 
La propuesta fue aceptada y en poco tiempo el uso de dicho elemento se hizo universal. Eso sucedió un 15 de octubre y por eso ese día se conmemora el Día Internacional del Bastón . 

Reacciones: