viernes, 7 de agosto de 2015

Un tercio de las mujeres padece de anorgasmia.

Al conmemorarse mañana el 'Día del Orgasmo femenino', los expertos remarcaron que la anorgasmia, que puede ser total ó situacional, se produce por diversas causas, que pueden ser biológicas, psicológicas y educacionales.
Al conmemorarse mañana el ‘Día del Orgasmo femenino‘, los expertos remarcaron que la anorgasmia, que puede ser total ó situacional, se produce por diversas causas, que pueden ser biológicas, psicológicas y educacionales. Un tercio de las mujeres padece de anorgasmia o imposibilidad de alcanzar el orgasmo, por lo que quienes lo sufren se desesperan pensando que nacieron con alguna ‘falla‘ y no saben qué hacer. No obstante, los especialistas destacaron que fingir el orgasmo no es la solución sino parte de un problema que se puede resolver. Al conmemorarse mañana el ‘Día del Orgasmo femenino‘, los expertos remarcaron que la anorgasmia, que puede ser total ó situacional, se produce por diversas causas, que pueden ser biológicas, psicológicas y educacionales. Biológicas como diabetes, trastornos neurológicos o post cirugías, emocionales como ansiedad, dificultad para confiar en las personas o fobias y educacionales como desconocimiento del funcionamiento del propio cuerpo o por problemas de pareja de distinta índole, entre muchas otras. La sexóloga clínica Beatriz Literat, miembro de Halitus Instituto Médico, explicó que ‘para resolver esta situación, que hace sufrir mucho a la mujer y también a su pareja, es muy importante realizar un diagnóstico preciso y un tratamiento eficaz lo cual, en la actualidad se puede lograr con muy pocas consultas realizadas a un/a sexólogo/a experto/a‘. Literat señaló que ‘varios estudios han demostrado en estos últimos años que 3 de cada 10 mujeres tienen trastornos del orgasmo‘, pero aclaró que ‘tanto el hombre como la mujer tiene la capacidad de tener más de un orgasmo, pero esto requiere de confianza, una comunicación fluida en la pareja y un adecuado conocimiento de la respuesta sexual‘. En ese sentido, la especialista manifestó que ‘la anorgasmia no afecta únicamente a las mujeres, también los hombres pueden padecerla‘. ‘Si bien orgasmo y eyaculación tienen lugar casi en forma simultánea en los hombres, son distintas experiencias de la respuesta sexual. Eyaculación es un reflejo y el orgasmo es una experiencia de placer que controla el cerebro. La anorgasmia llevaría a una eyaculación sin placer. La falta de orgasmo en los hombres en forma recurrente, nos indica que se trata de una disfunción sexual que requiere de atención sexológica‘, añadió. La sexóloga destacó que a pesar de que ‘existe una apertura nunca vista en cuanto al modo en que las personas hablan sobre su sexualidad, todavía hay mujeres que simulan sus orgasmos por propia vergüenza y por evitar confrontaciones con la pareja‘. ‘En el otro extremo, hay mujeres ansiosas por descubrir el multiorgasmo y otras experiencias sexuales muy difundidas en los medios ó en Internet‘. Además, Literat indicó que ‘una cosa importante que las personas obtienen de la consulta sexológica, es que las ubica en la realidad, la cual está muchas veces distorsionada por fantasías irreales‘. ‘Esta época de fantasear frente a la computadora, sin poder comparar las imágenes y los propios pensamientos con un modelo real y sin tener un referente científico, crea en los hombres y en las mujeres mucha ansiedad y temor por su propio desempeño sexual que, dista de ser similar a los figurados modelos de los medios virtuales‘, comentó. La especialista dijo que ‘los recursos de diagnóstico y tratamiento que utilizamos los médicos sexólogos clínicos nunca deben provocar vergüenza ni molestia en los/las pacientes y no requieren de ningún contacto físico entre el/la profesional y el/la paciente‘. ‘Esto es importante aclararlo, porque subsiste una fantasía al respecto que muchas veces bloquea la posibilidad de realizar una consulta con confianza al/ especialista. Las consultas pueden realizarse en forma individual ó en pareja, dependiendo de los casos y ya desde la primera visita el/la profesional puede detectar la causa del problema y brindarle a los pacientes los recursos necesarios para iniciar el camino de lograr la plenitud sexual, tan ansiada‘, concluyó.
Fuente: El Tribuno
Reacciones: